Como avanza el diario Elmundo.es, el Papa Francisco necesita de sesiones de fisioterapia para facilitar su vida diaria y disminuir el dolor y las molestias en su cadera.

“El Papa Francisco presenta molestias en la cadera por las que se somete a sesiones de ‘fisioterapia regulares’, ha reconocido en Filadelfia el portavoz de la Santa Sede tras ser preguntado sobre los cada vez más visibles problemas al caminar.

“El Papa tiene problemas en el movimiento de sus piernas. Algunos días está mejor que otros. En un viaje de este tipo, en el que debe moverse a menudo, está un poco cansado físicamente. Es normal. Pero afortunadamente duerme muy bien”, ha informado el padre Federico Lombardi en rueda de prensa.”